Centro de yoga de madera
Centro de Yoga en Chile. Madera y luz para la investigación del alma

Los arquitectos Germán Rodríguez y Sergio Hidalgo realizan en Ñuñoa, Chile, una estructura de madera que recuerda al templo y alberga un centro de meditación donde se practica yoga. La luz se usa con conciencia en el proyecto arquitectónico

Los arquitectos del estudio DX Arquitectos proyectan este edificio inspirándose en la arquitectura del templo. Donde el edificio se caracteriza por espacios cerrados silenciosos, brillantes, poco iluminados que apelan a la búsqueda del alma

Centro de yoga con interior de madera

Los diseñadores Germán Rodríguez y Sergio Hidalgo se inspiran en formas simples, en los arreglos y estructuras, en el eco, en el aire, en el viento, en la luz solar, en las formas del cuerpo que respiran, en los espacios que se llenan durante la práctica de la disciplina, imprescindible para la mirada interior

Centro de yoga con interior de madera

La estructura se diseñó en relación a la luz, la deja entrar e ilumina la sala principal donde se realiza la disciplina práctica. La luz ilumina sin deslumbrar. La luz se considera una línea que divide la casa de la escuela, ilumina la sala de estar principal desde abajo y quiere inculcar la sensación de que la sala cuelga de esta línea de luz

Centro de yoga con interior de madera

La luz es una línea que indica el paso del tiempo, las horas del día, las estaciones del año. Donde entra la luz es también donde entra y sale el aire, donde tiene lugar la respiración. La luz nos habla del paso del tiempo. Golpea objetos a medida que pasa el tiempo. Es, a través de la luz, que somos conscientes del paso del tiempo sin fin, de su linealidad y de su naturaleza cíclica. No solo luz: es necesaria también la materia iluminada. Por tanto de ello deriva también la importancia de la sombra

Centro de yoga con interior de madera

Gallery